dissabte, 26 d’abril de 2014

la vida en las ventanas

Su ausencia le había encerrado en su mundo interior, cerró puertas y ventanas para que nada ni nadie le hiciera ni un solo rasguño a su ya débil corazón. Pero nada impedía que cada mañana la luz se colara hasta su habitación por el pequeño agujero que un día el granizo dejó en la persiana, la vida que su corazón blindado se negaba a vivir. 

Aquella mañana se asomó tímidamente a su ventana, nunca hasta entonces había llegado tan lejos, pero algo la impulsaba. Antes sus ojos, un abismo, no peor que el que vivía en su interior.


dijous, 24 d’abril de 2014

vidas atrapadas

Presa por la ira fue cerrando las ventanas de la casa una a una, el crujir de la madera aun le retumbaba en su interior, carcomida como los corazones de quienes la habitaban, personas que dejaron de vivir cuando aún no estaban muertas. La carcoma aún no había llegado hasta el suyo, pero notaba su presencia, acechaba desde cualquier rincón de la casa. Cada uno de esos verdes ventanales eran un miedo a superar, un saltar al abismo o continuar presa por ellos, un vivir o un morir.

Con las ventanas cerradas, no es posible vivir.


dimarts, 22 d’abril de 2014

working on a dream

Andar descalza, vivir mil historias, como en los libros, son cosas que me gustan, pero no sé ni andar descalza y ni vivir historias, la primera porqué tropiezo, la segunda porqué temo, pero entre caídas y miedos, vivo, este sueño que es mi vida. Cierro los ojos, mil aventuras por vivir están ahí, bajo mis pies, estos pies que me llevan por la vida, por este sueño que es mi vida.

Como parte de mi reto 52 semanas, estos días quiero mostraros cosas que me gustan, que me hacen sonreír, que me sacan de esta jaula en qué se transforma a veces mi día. 



dissabte, 19 d’abril de 2014

Waitin' on a Sunny Day

Viernes.
Mi viernes huelen a mar, a pies descalzos en la orilla, a paz, donde nada importa y todo se vuelve pequeño, vuelan sueños e ilusiones. Parece que ya no puedo vivir sin mi viernes, hace dos impulsivo, hace uno acogedor. Hoy para mi es viernes, otra vez acogedor, esperanzado, voy a echar las nubes a un lado, esperando un día soleado.


divendres, 18 d’abril de 2014

con o sin ti

Domingo, abro los ojos, el sol ya se cuela por mi ventana. Pienso por un momento en cómo me sentiré hoy, siento vértigo. A veces la vida es tan trepidante que no te da tiempo a bebértela, la incerteza de estos días, las dudas que estallan en mi cabeza, con o sin ti.

Domingo, sin prisas, sorbo a sorbo, sobre mis pasos el día avanza, distinto a los pasados, intentado poner orden, a la incertidumbre, al miedo, a la vida, con o sin ti.


dimarts, 8 d’abril de 2014

una semana de cielos


En primavera el tiempo es cambiante, como mi estado de ánimo, un día sonríes y al  día siguiente lloras, así ando últimamente, arriba y abajo, como el título de la serie, que hacía alusión a la posición de los personajes en la casa donde se sucedían todas las escenas, arriba vivían los señores y abajo los criados. Si no la conoces puede que si te suene Downton Abbey, más actual y con la misma temática. Ahora no sé porqué te hago alusión a estas series, puede porqué es como veo la sociedad y intento situarme en ella, ¿arriba o abajo?

Muchos días este cielo que vamos a fotografiar esta semana no va a la par conmigo. Hoy lucía azul, aunque esas nubes debían ser yo, día de nudos mentales, lágrimas y tristeza. Me gustaría poder decir las cosas sin miedos, pero aún sigo luchando con esos fantasmas que hacen que me sienta mal, mal por ese pasado que me persigue y que hace el presente más cuesta arriba. Empiezo la semana con un cielo azul primaveral, pero mi yo está en medio de la tormenta.


Hoy el día amaneció diferente, escribir siempre me ha funcionado, vaciar sobre la hoja en blanco, poner el contador a cero, así es como avanzo, sobre mis propios pasos. Aún y así necesitaba acercarme al mar, la semana pasada fue complicada, y ayer los hilos de esta telaraña que vamos tejiendo semana tras semana se enredó más de la cuenta. El mar me da la paz que muchas veces no logro encontrar dentro de mí, y aunque sabía que solo podía ser media horita, sería suficiente. Hoy mi cielo lo quería ir a buscar ahí, donde se une con el mar, donde reside la paz infinita.

Nuestra semana avanza, unos días con lágrimas, otros con risas, pero siempre bajo el mismo cielo.



La vida está llena de oportunidades y es importante sentir el no tener que dejarlas escapar, y de esta necesidad yo estoy llena. Otra cosa es si es el momento idóneo o no, aunque como dijimos una vez, te arrepientes más de las cosas que dejas de hacer que de las que terminas haciendo, y mi diosa interior me lo repite cada día que pasa. Es ese punto de rebeldía que siento en mí pero que no termino de sacar fuera, como también siento que las cosas no pueden ser de otra forma, o si, pero ocurren así. ¿Recuerdas lo que te contaba el otro día del porqué de mis desnudos?, el sentir que ahí no hay nada que perder, pues también pienso que por ahí canalizo esa rebeldía de la que te hablo, el sacar fuera todo aquello que deseo y ahora no se me da, ya sea por qué no es el momento o sencillamente porqué tienen que suceder así.

Hoy el cielo me ha brindado mi oportunidad, y no la podía dejar escapar, porqué en un abrir y cerrar de ojos ya estaba todo gris, y así el resto del día. Eran las siete y media de la mañana, salí de la autovía y donde pude aparqué el coche, saqué la cámara y aquí tienes mi cielo del miércoles, caminos que no sabes por qué pero un día se cruzan.


Hoy en el cielo el día amanecía melancólico, gris y con lluvia, pero yo, como cada día de esta semana, no estaba dispuesta a perder mi oportunidad de mandarte un día más ese trocito de mi cielo, porqué los días, aunque amanezcan con nubarrones, puede terminar soleados.

Esto lo escribo casi una semana después de hacer esa foto, porqué de ese día quiero agradecer a los amigos por estar, que me se mantienen a mi lado sean cuales sean mis errores, y de ese paseo extra que me tuve que dar gracias a ellos. Gracias, gracias por esas flores.



Y el resto de la semana..., una semana mirando los cielos para nuestro reto :)



Vuelvo a estar aquí, y espero para quedarme por mucho tiempo :)