dijous, 23 d’octubre de 2014

aquellas pequeñas cosas


Un día haces un clic, más fuerte, más intenso que todos los anteriores, no sabes por qué. ¿Por qué crees haber llegado al límite? ¿Pero dónde está el límite de las cosas? No existe, siempre todo puede llegar a ser peor, puede llegar a ser mejor.

Hace un tiempo descubrí que no hay historia más verdadera que la que uno vive, ni más ni menos importante que las del resto, por eso mi propia historia me parece de lo más normal, porqué siempre hay una historia mucho más verdadera que la mía.

Ayer sentí un clic, el clic de las cosas importantes, de aquellas pequeñas cosas como dice la canción, efímeras.

dimecres, 22 d’octubre de 2014

tenemos suerte


tenemos suerte
de reír juntos
llorar juntos
crecer juntos
tenemos suerte, mucha suerte
de nuestra amistad

No me acuerdo cuando nos encontramos, soy bastante desmemoriada, necesito de lo material para volver a ese instante, luego me reencuentro como si fuera hoy mismo, por eso ahora ando siempre con los bolsillos llenos, cuando lo necesito meto la mano y me agarro a ese momento, a cada instante que me has dado desde que nos conocimos. Gracias, gracias por hacer que cada mañana mi día empiece de una forma distinta.

dimarts, 21 d’octubre de 2014

¿cómo?


¿Cómo dejar de querer?
Que el frío arrope mi piel de tus caricias,
mis labios de tus besos,
mi corazón de sentir.

diumenge, 19 d’octubre de 2014

cuotidiano

Abrir los ojos y apetecerte aquello que siempre te da más pereza, sacar cortinas, trastear por armarios y cajones, rodearse de lo más cuotidiano para no sentirse tambalear.

Hace un par de días me contaban que cuando en la mente del hombre todo está ordenado por cajitas, la mente de la mujer es un gran caos circulatorio de sentimientos, ideas y pensamientos, donde muchas veces te sientes perder. Y así amanecí hoy, con la necesidad de poner orden a este caos, de sentir esas pequeñas cosas de mi día a día, de disfrutar del momento sin prisas, sin túneles sin salida, y dejarse llevar por el paso lento de los días, de las horas, del recuerdo de las caricias en mi piel, del tímido beso de despedida, sin saber del después.

dissabte, 18 d’octubre de 2014

mi mundo pequeño

Así es mi mundo, pequeño, tan pequeño que cabe en la palma de una mano o en un bolsillo, y tan grande que me lleva al final del día con el corazón lleno de nuevas sensaciones, feliz de vivirlo.



L'essentiel est invisible pour les yeux

Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

Le Petit Prince
Antoine de Saint-Exupéry